Emprendedor plantéate objetivos

 

El plantearte objetivos emprendedor, es ir aumentando de autoestima, así como los grados de dificultad para tu próximo objetivo. Tener objetivos claros y que sean reales te hace enfocarte mas en lo que tienes que trabajar en ti,  para cuando los vayas alcanzando, te hagas mucha ilusión de ir cumpliéndolos y estar listo para tu próximo objetivo.

 

No te lo había dicho anteriormente pero seguir detrás de tus objetivos implica fracasar, no te mentiré, pero de eso se trata; nadie a alcanzado objetivos altos sin haberlo echado a perder antes. Equivócate  rápido y levántate que habrás aprendido de la mejor manera posible, en la práctica.

 

Puedes ponerte las metas que tu quieras pero en mi opinión, considera las más reales para alcanzarlos rápido y no pierdas tanto tiempo en una meta que te llevara mucho mas tiempo por no haber generado la suficiente experiencia. No quieras tener como meta generar un millón de dólares, al mes de haber empezado tu empresa, pero si unos 1000 USD (por decir un número), para ir subiendo después gradualmente tu numero ideal del mes a 2000 USD, después 3000 USD y así consecutivamente.

 

Sé intrépido y ambicioso con todo lo que te propongas, porque te harán lograr cosas grandes con previas experiencias, eso reforzará tu confianza. No le temas a los retos que para eso están; para alcanzarlos  y probarnos que podemos con el siguiente. Pero lo más importante es que nunca debes de abandonar; no importa que no haya resultado tu idea  millonaria, nunca abandones este desarrollo personal de ser un emprendedor por mas fracasos que tengas, la clave esta, en ser persistente hasta lograr el éxito.  

 

 

¿Qué pasa si abandonas tu proceso ?

 

El abandonar cada proceso personal implica que no afectes a nadie mas que a ti mismo, al derrotarte y no hacer nada para remediarlo. Te puedo decir todo lo que sé en cuestión emprendimiento, pero si te sientes derrotado en tu primer fracaso y no haces nada para remediarlo, no habrá servido de nada toda la teoría que sabes.

 

Te pondré un ejemplo; supongamos que te gusta el ajedrez y quieres ser uno de los mejores, como te gusta demasiado quieres saber lo mas que puedes de él. Pero por mucha teoría que tengas, si nunca juegas una sola partida, no sabrás como se juega, la experiencia se adquiere practicando y aprendiendo en el proceso de las derrotas. Ahora te pregunto, ¿Quieres ser un estudioso del emprendimiento ó ser un emprendedor ?