¿Cómo emprender un negocio exitoso?

 

La actitud

 

Para emprender un negocio y que sea exitoso debes de tener, actitud. Es una palabra que proviene del latín “Actitudo“. Y trata de la capacidad que tenemos para enfrentan el mundo y las circunstancias que se podrían presentar en la vida.

 

Es lo que marca la diferencia entre ganar y perder, entre conquistar y ser conquistado, entre morir en el intento o salir victorioso, bueno claro lo estoy llevando a los extremos, pero el punto es que la actitud es la mentalidad a como nos enfrentamos en la vida. Porque al enfrentarnos a los problemas que el emprender tiene,  iremos progresando para ser expertos.

 

Muchos  consideran el ser un empresario y emprender en un negocio exitoso, es como un don casi inalcanzable, alguien que fue privilegiado desde su nacimiento para estar rodeado de abundancia, y es que la verdad solo se trata de actitud y de lograr ser quien tu quieras; porque nadie nació sabiendo, al contrario, fueron adquiriendo habilidades en los negocios bajo la experiencia y para suerte de cada persona.

 

Emprender esta al alcance de cada uno que quiera saber como hacerlo, que es experimentándolo y teniendo actitud en las derrotas, hasta lograrlo.

¿Por qué es importante la actitud para emprender ?

 

Nos hemos encontrado a lo largo de nuestra vida con adversidades, adversidades que nos detuvieron pero que no lo hicieron por completo, porque las afrontamos y el claro hecho está en que seguimos aquí esperando el siguiente.

 

Este tipo de mentalidad es el que busco que tomes cuando las cosas no salgan bien, porque debemos ser honestos, no todas las puertas se nos abrirán pero no todas se nos cerrarán; depende de ti, y de la actitud que tomes para seguir después de recibir un  “no”, para encontrar el “si”.

 

La actitud lo es todo cuando te sumerges en esta aventura, porque es tu manera de ser positivo a pesar de las barreras que te pongan las circunstancias; tener el mismo estado de ánimo positivo con el que empezaste después de un rechazo para ir tras la siguiente, es actitud.

 

Muéstrate siempre optimista porque toda nueva disciplina y  conocimiento lleva su tiempo, y no desesperes por no ver resultados tan pronto, lo bueno toma su tiempo.

 

La actitud, es tener un cambio personal y puedo hacértelo saber con una metáfora que me enseñaron; que dice que las personas somos como bombillas, ¡Si, como bombillas! ; en las que unas corren a diferentes Watts que otras, porque cada uno de nosotros transmitimos a diferente energía; unos mas que otros y lo podemos ver en nuestra vida diaria.

 

Cada vez que conocemos a alguien nuevo en nuestra vida  que nos ha impactado, inspirado, creado admiración o respeto diremos un  “¡WOOOOOOW  que persona ! “ y en comparación con aquella que no nos haya hecho algún aportación, solamente es una persona común, diremos un simple “Mm es una buena persona”.

 

Puedes llamarlo como tu quieras; feeling, química o como mejor describa eso que te transmiten, pero existen este tipo de sensaciones que te crean ciertas personas que hayan influido en tu vida. Y es que hay una crisis de ánimo  en las personas que quieren aprender porque no generan los suficientes Watts, es decir energía consigo mismos, en sus proyectos, con las personas que los rodean, etc.

 

Lo que marca una diferencia entre  las personas emprendedoras, lideres, pensadores, innovadores y demás, con el resto de las personas “normales”, es que siempre están  con optimismo, pasándola bien y sonriendo. La pregunta seria ¿Quieres ser del tipo común, o quién genere la mayor cantidad de Watts?.

 

La fórmula del éxito

 

Te lo explico con esta fórmula:

Éxito = ( C + H ) * A

C= Conocimiento

H= Habilidad

A= Actitud

 

Podemos interpretar la fórmula como C que es el conocimiento sumado a  H que son las habilidades que poseemos,  multiplicado  por A que es la actitud; te darán como resultado el éxito.

 

Lo importante de esta fórmula es que C y H son esenciales, porque para cualquier disciplina nueva que queramos adquirir, necesitamos de conocimiento; el saber de lo que  hablamos es primordial; así como de  habilidad,  que es la experiencia en el área para poder llevarlo a cabo.

 

Un ejemplo claro de esto, seria la profesión de un doctor; en la cual se necesita de teoría, conocimientos, bases científicas y demás para  poder saber, conocer y tratar las enfermedades de los pacientes, pero también de la habilidad y experiencia para hacer una cirugía si fuera requerida. Pero si no se tienes la actitud para ser un buen doctor, pasaras a ser uno mas del resto.

 

El punto clave de esta fórmula es que el Conocimiento (C) y la Habilidad (H) suman pero la Actitud (A) MULTIPLICA,  porque la diferencia entre el crack y el suertudo no esta en la C ni en la H, esta en la A. Tú no eres una persona grande por tus conocimientos ni tu experiencia, sino por tu manera de ser; nadie te aprecia por tus títulos y las habilidades que tienes, a ti te aprecian por tu manera ser; ya que no eliges a tu amigos por su curriculum sino por cómo son como personas.

 

Todas la personas fantásticas tiene una manera de ser fantástica y todas las personas comunes tienen una manera de ser muy común. No  digo que la C ni la H no sean importantes, claro que son importantes; no hay nada peor que un inútil muy motivado. Sabiendo esto, es así como emprendes un negocio exitoso.

 

Y es que cuando estamos muy desanimados, no perdemos inteligencia ni experiencia; sino nuestra manera de ser. La mayoría de las veces nos estamos enfocando en las cosas negativas que nos pasan; nuestro trabajo no es el que quisiéramos, me gustaría tener mas dinero, no tengo el físico que me gustaría, no estoy a gusto con quien soy o no tengo novi@. ¡BASTA, NO MÁS!.

Dejemos de presionar el acelerador de nuestra vida por unos segundos y comencemos a ser agradecidos con lo que tenemos y de lo que somos. Y esto también incluye cuando quieras emprender en un negocio exitoso.

 

En la sencillez de las cosas es donde encontrarás la grandeza, como podría ser el disfrutar de un momento contigo mismo, platicar con el amigo que hacia tiempo que no veías, disfrutar de un cerveza, etcétera; son esos los momentos que de verdad valen la pena; porque si no estas conforme con la situación que pasas por ahora  y piensas que el tener dinero te dará felicidad, déjame decirte que estas muy equivocado.

 

La felicidad no la encuentras en el dinero ni en el emprender un negocio exitoso, aún y cuando tengas una cantidad exorbitante en tu cuenta bancaria, pues no podrás llenar un vacío sin fondo, porque la felicidad la encuentras contigo mismo.

 

La vida como yo la veo es como un juego de póker, en donde no elegimos las cartas que nos tocan; las cosas son como son,  y puede ser que te haya tocado una buena mano o no, pero la grandeza se demuestra jugando. Y es lo que separa a los grandes de los mediocres.

 

Ahora sabes como emprender un negocio.

 

¡Nunca…! y te lo digo otra vez; nunca podremos elegir las cartas, ni las situaciones en donde nos encontremos pero siempre, siempre, siempre podremos elegir nuestra actitud. Una libertad que tenemos como seres humanos porque con cada decisión en donde escojamos nuestra actitud como prioridad, nos acercará un poco más a la grandeza.